bc

¿Tú eres la Hacker?

book_age12+
260
FOLLOW
1.1K
READ
system
dare to love and hate
drama
sweet
expert
childhood crush
first love
friendship
school
lonely
like
intro-logo
Blurb

Alison Adams, no es una alumna destacada, es aplicada, pero no suele llamar la atención, no es algo que ella quiera, a menos que hablemos de Jared Williams, ha sido su amor platónico desde la primera vez que sus ojos lo miraron, estuvieron siempre en la misma clase, misma escuela y ahora en secundaria también comparten todas sus clases, pero él parece no notarla, irónico, la única persona que quiere que la note; no lo hace.

Su enamoramiento quizá ya sea una obsesión puesto que ha usado sus dotes con la tecnología para saber todo sobre él, su fecha de cumpleaños, miembros de su familia, su rutina diaria.

Es el último año de preparatoria, Alison deberá decidir si hace algo para que Jared la note o ser siempre la chica invisible y vivir con la idea de una vida sin él.

“Todos los derechos reservados”

chap-preview
Free preview
Capítulo 1/ Primera Oportunidad.

Nuevamente Jared se pasea por la cafetería con su grupo de amigos, cómo todos los días. Jared no parece darse cuenta pero todas las chicas a su alrededor suspiran por él, es enigmático, la clase de chicos que mueres por descubrir, su aura es oscura, incluso cuando habla con sus amigos y sonríe: su sonrisa no es real.


Yo lo sé todo sobre él, su color favorito, nombre de su madre, de su perro, todo, pero él, nunca sabrá quien soy yo, soy la chica que se sienta lejos, la que prefiere estar sola antes que socializar con los demás, y es que debo admitirlo: soy rara. La última vez que una chica quiso ser mi amiga, tan pronto se presento saque mi laptop e hice una investigación exhaustiva sobre ella, eso pareció asustarla y termino en el grupo de Victoria, sí, ella también está enamorada de Jared, solíamos ser amigas en primaria pero ella empezó a ganar popularidad y yo simplemente desaparecí, los conozco a todos, pero ellos no saben nada de mí, no soy tímida, en realidad nada me suele avergonzar a excepción de hablar con Jared. 


Soy el bicho raro con auriculares y su laptop. No necesito nada más, me gusta esto, me gusta mi soledad. 


La campana suena haciéndome salir de mis pensamientos, todos los estudiantes se levantan de sus asientos para regresar nuevamente a clases, saco mi celular, miró la hora, hoy debo llegar temprano a casa me espera la famosa cena familiar de los viernes. Me apresuró a recoger mis cosas y guardarlas en mi mochila para regresar a mi rutina, corro por el pasillo sin mirar al frente mientras trato de guardar mi laptop en mi mochila, lo que no es buena idea porque me doy de narices con un cuerpo ancho y alto, uno que conozco bien, mi laptop cae al suelo haciendo un sonoro ruido. Debería estar muy enojada pero mi impresión es solamente de asombro.


- Oh, oye, disculpa... Yo lo siento. - dijo Jared sacándome de mi trance. - No te ví, corría a mi clase de inglés... Y... - su mirada se dirige a mi laptop que está en el suelo, inmediatamente se agacha y la toma en sus manos, la abre verificando lo evidente. - Diablos. Se rompió. - maldice preocupado. 


Mis ojos no se despegan de sus movimientos, me agachó junto a él y extiendo mi mano para pedirle mi laptop sin decir nada. Él me la entrego incomodo.


- Lo siento mucho, debes estar muy enfadada como para no querer hablarme... Yo... Te la pagaré, no ahora, pero puedo darte dinero cada mes, tengo un trabajo y... - se rasco la nuca nervioso. - Di algo, me siento como un tonto... - dijo levantándose.


Me levanté despues de él, lo miré y trate de sonreír, con él era difícil, nadie podía hacerme sentir así de vulnerada pero él podía traspasar mis barreras. Debía decir algo, sus ojos nerviosos me miraban esperando una respuesta.


- No te preocupes Jared, tengo una de repuesto en casa y puedo recuperar mis datos... - Jared soltó un suspiro que no sabía que estaba conteniendo. Parecía aliviado. 


- Perdona, ¿Tú y yo, nos conocemos? - negué con la cabeza. De mis labios salió una débil sonrisa.


- Vamos a las mismas clases, sé quién eres. - aclare tratando de sonar convincente. Es solo parte de la verdad pero él no tenía que saber que yo lo conocía más de lo que él creía.


- Oh, debí estar muy concentrado en clases... - sonrió amablemente. - ¿No me dirás tú nombre? - pregunto haciendo que mis ojos se abrieran como platos por la sorpresa, ¿Él quería saber mi nombre?


- Oh... Ah, mi nombre, sí, mi nombre es Alison. - dije lo bastante nerviosa como para que Jared pudiera deducir que era estúpida. Bien Alison, ya perdiste tu única oportunidad de hacer que Jared te notará.


- Bueno Ali, dame tu número y si estás de acuerdo con que te pague tu laptop como propuse te llamaré cuando tenga el dinero... - suspiro. Mi boca casi cae al suelo al escucharlo llamarme "Ali" - veo que es una muy costosa... - miró mi laptop que reposaba bajo mi brazo. 


- Ah sí, es un regalo de papá, me la dio la navidad pasada... Pero no es necesario... - él retiro amablemente mi laptop de mi mano y la inspeccionó minuciosamente.


- Está muy estropeada, definitivamente debe ser reemplazada. Por favor dale mis disculpas a tu padre. - dijo devolviendomela.


- No creo que le importe, pero si llega a preguntar por ella le diré... - sonreí.


- Entonces... Ali. ¿Vas a darme tu número? - nuevamente mi boca se abría por la sorpresa.


- Ah... Mi número... - él asintió. 


No sabía que hacer... Darle mi número sería una manera para estar en contacto con él y que me conociera, aunque yo ya tenía su número, él no lo sabía porque jamás me atrevía a enviarle ningún mensaje, no quería parecer una acosadora pero está parecía una buena oportunidad de acercarme a él de un modo más natural aunque yo no quisiera que Jared gastará su dinero en mí, conocía más que nadie su situación, tenía dos trabajos despues de la escuela, su mamá era alcohólica y su padre no estaba presente por la investigación que logré hacer, su padre los abandono cuando Jared tenía dos años de edad, su madre trabajaba de camarera y casi nunca estaba en casa así que Jared fue criado por su hermana mayor Lana, quien tan pronto pudo irse de casa lo hizo, se casó y se marchó, la responsabilidad de su hogar estaba sobre sus hombros, su madre por lo que sabía estaba enferma debido a que bebía demasiado, desde que el padre de sus hijos la abandonó e hizo una nueva familia; ella no ha dejado de beber haciendo que su estado ahora sea crítico. Jared llevaba a cuestas una vida de oscuridad, sus amigos solo son apariencias, nunca sale con ellos, no va a fiestas, su melancolía evidente y su soledad trata de curarlas llevándose a la cama a una chica diferente cada que puede, se que no las enamora, él es claro, él es directo y ellas no pierden la oportunidad de estar en su cama así que aceptan una noche con él a nada... Él también es muy inteligente, sus calificaciones siempre son las mejores, estoy segura que desea entrar a una buena universidad, aún no se a cuál, pero estoy segura que a cualquiera que apliqué será aceptado.


- ¿Entonces, Alison? - dijo Jared sacándome de mis pensamientos. - pareces pensarlo demasiado... De verdad, te prometo que la pagaré, tengo dos trabajos así que...


- Lo sé. - lo interrumpí antes de que la situación se pusiera más incómoda, él parecía estar ya lo bastante incomodo y ansioso. Saque de mi mochila una agenda y un bolígrafo, anoté mi número seguido de mi nombre, rompí el pedazo de papel y se lo entregue. Él lo guardo en su bolsillo. - se que estás apurado por entrar a clases... - señale el salón a mí lado. - tenemos la misma clase. - le recordé. 


- Cierto... - dijo estando de acuerdo. - pero pasa por favor... Ambos ya perdimos tiempo de clases. - asentí y sin darle tiempo de responder entre en el salón.


La maestra me siguió con un gesto de evidente molestia a lo que no le di importancia y seguí mi camino a uno de los escritorios más alejado posible, un momento después vi entrar a Jared, pidió disculpas a la maestra y se sentó más adelante, las chicas a su alrededor empezaron a murmurar inmediatamente.


- Antes de entrar lo vi hablando con la rara. - sus miradas se dirigieron a mí, les regale una mirada asesina y voltearon inmediatamente al frente. 


- Debes estar equivocada. - le respondió la otra.


- Claro que no, yo los vi hablando. - dijo segura la primera. 


- Oh vaya, a Vicky no le gustará nada... - ambas sonrieron cómplices. Ninguna me miraba pero ya no necesitaba saber más, estaría en boca de todos en menos de nada.


Las vi tomar un celular y escribir un mensaje por debajo de la mesa, lejos de la vista de la maestra. Era obvio, Victoria estaba a punto de enterarse de mi tropiezo con su amor platónico. 











editor-pick
Dreame-Editor's pick

bc

AMOR EN TALLA GRANDE

read
106.4K
bc

El CEO era mi mejor amigo

read
3.8K
bc

Cenicienta por accidente

read
53.6K
bc

Mi jefe, Mi Ex

read
150.4K
bc

UN TOUCHDOWN A TÚ ❤️

read
208.6K
bc

El Mas Pobre hombre rico

read
15.7K
bc

Una pizca de sal

read
7.8K
dreame logo

Download Dreame APP

download_iosApp Store
google icon
Google Play