bc

Secretos Perturbadores

book_age16+
5.5K
FOLLOW
13.6K
READ
scandal
bitch
drama
bxg
mystery
scary
campus
highschool
lonely
Romantic-Suspense Writing Contest
like
intro-logo
Blurb

¿Se puede mentir, sin lastimar a las personas que amas?

No todos los secretos se llevan a la tumba. Unos se quedan con nosotros atormentándonos todos los días. Pero Lenny sabe lo que es guardar un secreto, y lo que se sufre para mantenerlo oculto.

Ella cree que su pasado está enterrado. Se equivoca. Siempre lo ha hecho. Su único error fue confiar en las personas equivocadas.

Ha pasado un año de lo que sucedió en Wisconsin. Todos los días trata de olvidar aquella noche. Pero sus secretos están manchados con sangre y son difíciles de mantener ocultos. Aunque ella creyó que la mejor salida sería mudarse a Georgia para olvidar todo. Su pasado la siguió.

Cuando llega a su nuevo instituto, Jeremy el capitán de futbol americano, pierde la cabeza por ella, pero se vuelve su mejor amigo. Aunque Lenny, no lo admita, ella también está enamorada de él. Cuando ambos por fin, confiesan sus sentimientos. Josh, el ex novio de Lenny aparece reviviendo sentimientos que pensó haber enterrado. Mientras que una persona del pasado de Josh, amenaza con desenterrar sucios secretos de Lenny. Que podrían acabar con todo, hasta con el amor que Jeremy siente por ella.

chap-preview
Free preview
Prólogo
—No me perderás —fueron las palabras de Josh hacia Lenny. Había discutido por una estupidez que él había cometido. Llevaban ya un año de novios. —Te amo —respondió ella con lágrimas en los ojos que caían en abundancia como si nunca dejaran de derramarse. Josh la limpiaba con su pulgar, no le gustaba verla llorar —, no te merezco —dijo entre sollozos. Se había visto como una de esas novias celosas que persiguen a su chico a todos lados y vigilaban cada paso que daba. Ella no era así, pero a lado de Josh se sentía como si el mundo era de ella y podía hacer cualquier cosa sin que le reclamasen de ello. Josh la hacía sentir poderoso, avariciosa, pero sobre todo protegida, y lo amaba por ello. Aunque su actitud no les gustase a sus padres, se tendrían que conformar, porque ella los había chantajeado con irse de la casa si no aceptaban a Josh como parte de la familia. Su madre Jena, no pudo hacerla entrar en razón y accedió a sus chantajes. Ya que era la única hija la que tenía y no se vería obligada a perderla como sucedió con su otro hijo al no apoyar su decisión —Vamos a comer. Quiero olvidar éste amargo momento. —Le besó la sien y colocó su brazo alrededor de ella, queriéndola proteger de lo que había pasado hace un momento. Ella asintió en acuerdo con una sonrisa. *** Cuando ambos se sentaron en la mesa del restaurante favorito de Lenny y pidieron sus comidas favoritas que eran: Pollo empanizado con papas fritas. Se podía notar su amor el uno por el otro, ya que no se parecían a las otras parejas que se están prometiendo cosas que saben que no van a cumplir. Ellos eran diferentes. El amor que Josh y Lenny compartían era más allá de la palabra Amor. Cuando no se encontraban juntos, sentían como si fuesen a caer en un abismo interminable y lleno de dolor. Para cuando sus órdenes estaban en su mesa, comieron, conversaron y rieron. Hasta que la puerta del restaurante se abrió y entró la persona que Lenny hace unos momentos quería matar, por haberse querido meter en su relación con Josh y seducirlo hasta que éste callera a sus encantos de mujer. Pero no sucedió, porque ella llegó antes de que Beth lo envolviera con sus sensuales labios. —Dile que se vaya —le pidió Lenny a Josh. No quería perder la poca cordura que le quedaba delante de los presentes en el restaurante. Pero cuando sentía que tenía que proteger lo que era suyo, no le importaba lo que las otras personas hablaran. —No la quiero aquí —la fulminó con la mirada mientras tomaba asiento a lado de su mesa. Josh la tomó de la mano, diciéndole con la mirada que no hiciera algo de lo cual se iba arrepentir. Pero ella nunca se arrepentiría de defender lo suyo. —Hablaré con ella. Quédate aquí. —Se levantó de su asiento y se dirigió hacia la mesa de Beth. Donde al parecer ya lo esperaba. —¿Quieres todavía acostarte conmigo, cariño? –le dijo Beth, guiñándole para provocarlo. —Tu noviecita no te complace como debería ¿No es así? —arqueó una ceja y le sonrío a Lenny, que escuchaba todo lo que le decía a su novio. No se iba a mantener serena mientras ella estuviera allí hablando con Josh. Se había arrepentido de pedirle a su novio que hablara con ella, hubiera escogido irse mejor del restaurante. —Deja de hablar tonterías. —Refunfuñó Josh —Eso jamás volverá a pasar entre tú y yo. Sabes que amo a Lenny. Jamás dejaría mi relación por ti —Las palabras de Josh la lastimaron mucho, haciéndola enojar. Lo siguiente que hizo fue levantarse y besar a Josh, antes de que él se diera cuenta de lo que pasaba. No pudo ni meter las manos para detenerla, lo que sabía era que la lengua de Beth estaba dentro de su boca y esto le enojaría mucho a Lenny. Cuando Lenny vio lo que sus ojos se negaban a ver, toda su serenidad se fue por la borda remplazándolo por cólera, capaz de defender a su novio de las garras de esa perra. Se levantó de su silla tan rápido que se fue contra Beth a golpes, apartándola de su novio que perdió la noción del tiempo. La tomó de su cabello arrastrándola y tirándola hacia el suelo. Encima de ella la golpeó hasta que su puño le sangraba. Se distrajo por un segundo, haciendo que eso le diera ventaja a su oponente. Beth la derribó, esta vez ella estaba encima de Lenny dándole una paliza. Quedaron puños de cabellos de Lenny en la mano de Beth. Las personas que se encontraban en el restaurante las miraban perplejos, no creyendo la escena que se montaba delante de ellos. Josh que aún seguía de pie mirándolas, se dio cuenta que la pelea iba más allá de lo pensado, así que las separó. —¡Eres una puta! ¡Deja en paz a mi novio, maldita zorra! —le gritaba Lenny a Beth mientras Josh las separaba.  —Tu novio me buscó a mí. Yo no lo busqué. —Josh la fulminó con la mirada. Dándole una advertencia de que no dijera más de lo que debería. Pero eso no le importó —Vamos, Josh. Dile a tu princesita que no te has olvidado de mí —rio con ironía mientras su labio sangraba. El personal del restaurante les pidió que salieran y arreglaran sus conflictos fuera del lugar. —¿Crees que eras la única en su cama? ¿A la que le decía “Te amo”? —¡Ya basta! —Intervino Josh al darse cuenta que Lenny creía al menos unas palabras de Beth y no dejaría que ella desconfiara de él. —eso no es verdad. —Se puso entre ella y Beth para darle la espalda, miró a Lenny que tenía los ojos al borde de las lágrimas —¡Mírame! —Tomó su cara en sus manos para que lo viera a los ojos —Nada de esto es verdad. Yo te amo, eres la única en mi vida. —Entonces, ¿por qué dice eso? Sé que lo tuyo con ella nunca va a olvidarse, siempre estará presente en nuestra relación, pero sus palabras me lastiman demasiado. No puedo evitar creerle. —Josh vio en su mirada que la estaba perdiendo, pero él no lo permitiría, jamás la dejaría ir. Porque ella significaba todo para él, era su vida y haría cualquier cosa para protegerla aún si fuera de él mismo. —Está mintiendo, quiere separarnos. ¿Qué no lo ves? —Deja de mentir Josh. No quieras cubrir algo de lo que ya se sabe —la cabeza de Lenny salió sobre el hombro de Josh para ver a Beth quien se lamia los labios de sangre. —Perra. —Lenny estaba al borde de llorar. Pero se concentró en toda la cólera que invadía su cuerpo y cabeza para no hacerlo.  —Y tú una estúpida. Por creer que un chico como Josh que viene de los barrios bajos. Con poca educación y sin familia. Se iba a enamorar de ti. FUI YO LA QUE SIEMPRE ESTUVO A SU LADO, LA QUE LO CUIDÓ CUANDO SE ENFERMÓ, FUI LA QUE LE DIO SU PRIMER BESO, FUI SU PRIMERA NOVIA. YO FUI LA PRIMERA EN SU CAMA Y ÉSTA NOCHE VINO A MI PARA RECORDAR VIEJOS MOMENTOS —le dio una sonrisa de suficiencia. El dolor que se formaba dentro de Lenny la estaba destruyendo al oír estas palabras de Beth y saber que eran verdad. *** Ella tenía razón en algo. Fue ella quien siempre estuvo al lado de Josh cuando sus padres murieron y se refugió en las calles, encontrando por primera vez a Beth. En ese entonces eran solo unos niños de 8 años que descubrieron la vida con frío, hambre y muchas golpizas que le daban los mayores de las calles para quitarles lo poco que tenían. Al tiempo que iban creciendo una casa de refugio para niños huérfanos los alimentó, le dieron un techo y los educó para que pudieran conseguir un trabajo cuando cumplieran la mayoría de edad. Para ese entonces, los años avanzaron muy rápidos, pero Beth y Josh siempre permanecieron juntos. Ella se enamoró de Josh, al igual que él de ella. Pero ambos de distintas formas; Beth lo amaba de verdad y él solo aceptó lo que ella le daba, estaba acostumbrado a su cariño y atención. Cuando ambos ya podían sobrevivir, rentaron un departamento para vivir, no era del todo lindo, sino una pocilga donde había ratas y las paredes estaba húmedas y sucias por el mal mantenimiento. Pero al menos ya no vivían en la calle u refugio de huérfanos. Trabajaban mucho, tenían una relación de pareja.  Josh se estaba hartando de la vida que llevaba con Beth, cada vez que tenían sexo no lo disfrutaba como otras veces. Su vida era un infierno, Beth lo culpaba de ser impotente en la cama, y siempre le preguntaba lo mismo. —¿Qué ya no me amas? —actuaba delante de Josh como si fuera un cristal y fuera romperse si él le contestara que “No”. Él no quería hacerle daño a lo que siempre respondía: —Te quiero. Es solo que el trabajo me estresa mucho y no puedo concentrarme en otra cosa más que pagar las deudas y este “departamento” —se excusaba. —Por lo mismo yo trabajo, para que paguemos ésta pocilga. No deberías pensar que estas solo en esto. Te amo y no quiero perderte —lo abrazó. Beth era una chica hermosa, rubia de ojos azules, pero a veces se comportaba como una completa perra con Josh. —Cuando ahorremos suficiente dinero, podremos casarnos. —La idea de casarse con ella le causaba miedo a Josh ¿Cómo podría casarse con alguien a quien ya no amaba? —Yo también te amo —mentía. Lo único en lo que podía pensar era en aquella chica de piernas largas, cabello castaño con ojos verdes que lo cautivó. Le habían asignado atender la mesa de ella. Él trabajaba en una cafetería de mesero para pagar los gastos. Mientras Beth trabajaba en un restaurante de cajera. Se había ganado el trabajo por la belleza que despampanaba a cualquier hombre. La chica que lo eclipsó llegaba todas las tardes a tomar un cappuccino de mocca para leer. Siempre iba sola, lo cual le gustó a Josh porque se hizo la idea de que no tenía novio, de otra forma iría acompañada o con amigas, que pensó que tampoco tenía y esto le hizo muy triste, ya que una chica como ella tan hermosa no tenga amigas con las cuales hablar o alguien que aprecie de su belleza. No quiso dejar pasar ningún día más para saber su nombre, así que el día que llevó su cappuccino a su mesa le preguntó. —¿Por qué quieres saber mi nombre? —le preguntó ella con las cejas fruncidas. Entonces él pensó que era la única que no se había dado cuenta de lo hermosa que era. —Porque me gustas y quiero saber si una mujer tan hermosa como tú tiene un nombre que haga por cumplido su belleza. —Las mejillas de la chica se tiñeron de un rojo que le gustaron mucho. Tardó mucho para responderle y cuando Josh creyó que no le iba a decir su nombre, lo escuchó de sus labios. —Lenny —dijo la chica con timidez. Y desde entonces Josh se dijo a si mismo que ella era la luz que necesitaba en su vida. Pero de algo estaba seguro, Beth no le permitiría esto, ya que fue su primera mujer y lo que tuvieron era algo que no se borraría tan fácil de su vida, pero se lo dejaría al tiempo. Después de que se conocieron mejor y se hicieron novios. Josh ya se había mudado de departamento dejando a Beth sola. Esto le hizo odiar a Lenny por separarla de él. De todo lo que había pasado y sufrido desde niños. Ella lo hizo ver como algo miserable delante de él. Pero los padres de Lenny no lo aceptaban, porque creían que era un chico que no le podía ofrecer nada en la vida, no veían un futuro junto a él con su hija. Pero Lenny se vio obligada a chantajearlos, que era algo que nunca había hecho. Desde que empezó una relación con Josh cambió todo en ella, ya no era la chica tímida ni respetuosa que era antes, ahora era altanera, problemática y haría todo lo que fuera por Josh. *** —Sabía que yo no era la chica indicada para ti. Siempre me pregunte por qué me habías escogido a mí. Ahora lo entiendo…—ella se encontraba llorando —solo querías divertirte conmigo. Saber cómo era estar con una chica de familia y destruir su vida. Querías que sintiera lo mismo que tú. Como estar solo, y perder a alguien —el rostro de Josh se contrajo en dolor, su corazón estaba destrozándose por dentro, al escuchar esas palabras de los labios de Lenny. ¿Cómo podía pensar ella que él la lastimaría de esa forma? Él la amaba más que a su vida. Se lo había demostrado varias veces, y ella aún dudaba de su amor. —Lenny... —Trató de explicarle, por qué hoy lo había encontrado hablando con Beth, y ella había intentado besarlo —no pasó nada entre nosotros. Lo que sucedió fue hace años. No me puedes culpar que ella aún me siga queriendo. —Le haz dado motivos para hacerlo. Como ir a buscarla hoy a su departamento ¿Cómo quieres que crea en ti? si me das razones para no hacerlo. Por favor no me busques, quiero que te alejes de mí. —Salió por la puerta corriendo sin rumbo. Lo único que quería era estar sola y no haberse enamorado de él. Quien le había, ya causado muchos problemas en su vida. Después de que ella se hubiese ido, Josh ya fuera del restaurante le reclamó a Beth sobre su comportamiento. —¿Estás loca? ¿Qué pasa contigo?, ¿eh? —la tomó de los hombros y la sacudió. —Te amo. Lo hice por ti. Ella no te merece, no merece tu amor, es solo un estorbo en nuestra vida ¿Qué no lo ves? Por favor, vuelve conmigo. A como era nuestra vida antes —intentó abrazarlo, pero Josh se apartó de ella como si le provocara asco estar a su lado y eso le hería a Beth. —Entiéndelo. Jamás volveremos, lo que hice hoy fue estúpido. No sé cómo se me ocurrió que me podías ayudar. Solo quería hablar con alguien sobre mi relación, mis expectativas y tú te presentaste como voluntaria a escucharme como una amiga, y pensé que habías cambiado, que habías olvidado tu loca obsesión de volver conmigo. Pero por lo visto me equivoqué. Solo me provocaste más problemas al intentar besarme. ¡Un beso que no te pedí y ni te pediría nunca! —estaba muy cabreado con ella y no le importó cuando vio una mirada de dolor en sus ojos. Lo único que le importaba era recuperar a Lenny. Y haría todo lo que fuese posible. Pero nunca percató que había creado a un monstruo al decirle esas palabras a Beth, y que sería una gran amenaza para él, pero sobre todo para Lenny, que es a la que le dirigía todo su odio e ira. —Un día sentirás el mismo dolor que yo estoy sintiendo ahora mismo. Entonces, será el día en que vengas a mí, a pedirme perdón. Te lo juro. —Las palabras de Beth eran una promesa que iba a cumplir. Pero Josh no se preocuparía por unas palabras de odio, que no significaban más que palabras para él.

editor-pick
Dreame-Editor's pick

bc

(+18) 40 Días de Sexo - Quédate en Casa

read
189.9K
bc

Only Mine

read
10.7K
bc

Seduciendo a Lucifer

read
63.5K
bc

Versus

read
84.4K
bc

La guardaespaldas

read
52.9K
bc

Tras tus Huellas

read
35.5K
bc

Sazón del corazón

read
164.9K

Scan code to download app

download_iosApp Store
google icon
Google Play
Facebook